enero 18, 2009

La sorpresa de Marley ...

Lo admito, fuí al cine decidido a ver la película Australia. Después de pensarla unos días, un amigo y yo acordamos aventarnos las casi tres horas que dura la cinta en el único Cinépolis que hay en la ciudad. Pero cuál fue nuestra sorpresa al ver que los horarios del cine habían cambiado y sólo teníamos dos opciones: "Marley y yo" y otra más que la verdad no recuerdo el nombre, pero era tipo Scary Movie.

El caso es que optamos por la de "Marley y yo", estelarizada por Jennifer Aniston y Owen Wilson y dirigida por David Frankel, el mismo que realizó una de mis películas favoritas "El Diablo Viste a la Moda".

Al principio me negaba a ver la película, ya que el póster de la misma mostraba a un adorable cachorrito con una mirada tan tierna que la verdad me empalagó. Rápido me imaginé la historia de un perro desmadroso que habla o bien, una historia meramente infantil que terminaría por aburrirme o en su caso, adelantarme el sueño.

Pero no, la película superó mis expectativas y lo confieso, me hizo llorar ....

La película se basa en el bestseller de John Grogan, un conocido periodista de Estados Unidos que alcanzó fama con sus entretenidas columnas que mezclaban información de actualidad con las peripecias de su perro Marley, un animalito muy hiperactivo que llegó a ocupar un lugar muy importante en la vida y familia del reportero americano.

El trabajo de Aniston y Wilson es de admirarse en la pantalla y la verdad, aunque del segundo conocía sólo sus dotes cómicos, me impresionó la calidad interpretativa que mostró en los capítulos finales del filme, donde según palabras del director, hizo llorar hasta a los camarógrafos.

La presencia de Marley en la película es de suma importancia, de ahí de que el título de la película tenga su nombre, ya que las historias personales y profesionales de los protagonistas giran en torno a la figura de este singular can, quien los hace reflexionar sobre el valor de la vida y el amor a lo que uno hace.

La película te recuerda que el precio del éxito profesional es caro y muchas veces, aún teniendo lo que siempre soñamos, la infelicidad llega a nuestras vidas. Ahí es cuando nos detenemos a analizar nuestra leyenda personal y le damos el valor que se merecen aquellas personas que siempre han estado con nosotros aún en la adversidad.

Sin duda, "Marley y yo" es una película digna de ir a verla al cine, no por nada fue la más taquillera en Estados Unidos durante el invierno y lo sigue siendo en las salas de México, a donde llegó hace unos cuantos días.
Se las recomiendo ampliamente .....