agosto 14, 2008

La milagrosa: una historia de desesperación y dolor.

Nada la detuvo para realizar sus necesidades fisiológicas en la entrada de un Oxxo.

¡Por cabrona! le gritó la Alma a la encargada de la tienda de autoservicio; quien no podía articular ni una palabra al ver la osadía de aquella tremenda fémina de pasadas 30 primaveras.

No es la primera vez que la Alma causa estragos en dicho establecimiento; esto sucede cuando los empleados le niegan un cigarro o una Coca Cola.
Las mentadas de madre son el pan de cada día, a la intrépida mujer nada la detiene, ni sus propios padres, quienes observan de manera pasiva las acciones de su aguerrida hija.

Hay muchas versiones, historias y mitos sobre el estado mental de este conocido personaje que merodea por el sur de la ciudad; algunos se lo atribuyen al trauma que le causó una supuesta agresión sexual que sufrió en su adolescencia y otros más, aseguran que fue debido a cuestiones relacionadas con el fanatismo hacia cierta religión. Nadie lo sabe con exactitud.

Cuentan los vecinos que en una ocasión la Alma recorrió algunas casas asegurando ser la Virgen María. LLegó por sorpresa a varios hogares y después de rezar una improvisada oración bajó sus pantalones para autonombrarse la patrona de México.

Ante la mirada atónita de hombres, mujeres, adolescentes y niños; la mujer subía rápidamente sus prendas, para después retirarse muy quitada de la pena de las casas a las cuales iluminaba con su inesperada presencia.

Las anécdotas sobre la Alma son muchísimas, algunas podrían sonar chuscas y jocosas, pero detrás de ese personaje se esconde, al parecer, una trágica historia familiar; ya que muchos de los reclamos de esta mujer, dejan ver que en su vida no ha reinado la felicidad y el amor.
La historia de este personaje es fuerte, dura, cruda; pero la Alma se ha ganado el cariño de todos los que hemos crecido a su alrededor como vecinos, amigos, desconocidos, espectadores.
Ella está en busca de reconocimiento, amor y cariño social. Lo que no sabe es que desde hace tiempo se lo ganó y que todos aquellos que han sido víctimas de sus ocurrencias, las recuerdan con tremenda alegría.

3 comentarios:

Cris. dijo...

Hey, muchas gracias por pasar por blog y comentar, la foto es tomada desde lo alpes austriacos en Innsbruck Austria, bonita no? La historia de Alma me recordo a un personaje de que rondaba las calles de Cancun hace tiempo atras, le decian Angel Gabriel, ya que eso era lo que se creia. Barbudo y tambien con historias personales fuertes vivia en la calle enfrente de casa de un amigo, me recordo muchisimo la historia a eso. Saludos desde Madrid Espana!

Cris,.

Anónimo dijo...

hola, tu no me conoces. me da pena decirlo, pero hace ya varios dias me tope con tu metro, me parecio por demas interesante, todas tus fotografias y la forma de redactar, me pareces una persona muy interesante me gustarìa poder platicar contigo.
espero te encuentres muy bien. y aceptes platicar conmigo.
me despido, te deceo mucho exito,
no creas que soy rara por escribirte esto solo que realmente me interesaria coversar contigo.
me despido, nos vemos, cuidate mucho.
ah se me olvidaba perdona mis errores ortogràficos pero estoy trabajando en ello...
te dejo mi correo
foto.luna@hotmail.com

Zuñiga dijo...

Buena historia de la Milagrosa. Siga compartiendo esas anécdotas sr. briones.

B. Zuñiga