septiembre 13, 2008

EL TIGRE TOÑO ¿PERVERTIDOR DE MENORES?

“Toño” el famoso personaje que desde siempre hemos visto anunciando las “Zucaritas” está en serios problemas, ya que la asociación civil El Poder del Consumidor, ha interpuesto una demanda en contra la empresa Kellogg’s, al considerar que este producto daña la dieta habitual de los menores de edad.

La problemática surge a raíz de un estudio que realizó esta asociación que trabaja en la defensa de los derechos del consumidor, para determinar el impacto que tiene la publicidad de comida chatarra en la programación televisiva dirigida a los niños.

En un boletín de prensa, El Poder del Consumidor expresó que México “aparece como el país en que la infancia se expone a la mayor cantidad de anuncios en televisión, y en especial, de alimentos que van en contra de las recomendaciones de una dieta sana”.

Por citar un ejemplo, en un monitoreo realizado al canal 5 de Televisa, se encontró que cada hora, los niños están expuestos a un promedio de 39 anuncios, de los cuales 17 incitan a la compra de productos no recomendables como frituras, dulces y alimentos azucarados.

En el caso de la demanda contra Kellogg`s, la citada asociación civil declaró que el producto “Zucaritas” es un ejemplo del engaño en publicidad, que se aprovecha de la “inexperiencia y credulidad de los niños” y que promueve hábitos alimenticios contrarios a las recomendaciones para una dieta sana.

“Somos lo que comemos”

Hay un anuncio televisivo que tiene como slogan “eres lo que comes” y tiene mucha razón. La obesidad es uno de los grandes problemas de México y aunque este mal se le atribuye principalmente a la publicidad, gran parte de la culpa la tienen las costumbres y los hábitos familiares.
En Sonora, por citar un ejemplo, estamos acostumbrados a exagerar en el consumo de carne asada, hot dogs, tortas y los famosos burros, los cuales acompañamos fielmente con algún refresco de cola y en ocasiones especiales, con cerveza.

Esto ya es parte de nuestra dieta diaria y hasta nos mofamos de la famosa “panza chelera”, pero eso sí, no hacemos nada por bajarla o por lo menos disimularla un poquito. Pero eso sí, seguimos sucumbiendo ante los anuncios de las compañías cerveceras y empresas dedicadas al campo de la alimentación.

En el caso de la publicidad infantil, hay datos que arrojan que anualmente, los niños de primaria a nivel nacional gastan alrededor de 20 millones de pesos en comida chatarra de todo tipo. Más fácil, en el recreo se comen sus “tostitos” con su “Coca”.

Es común que cuando algún menor de edad nos colma la paciencia, rápidamente saquemos unas monedas y le digamos “ve a la tienda a comprar chucherías”. O bien, que en las piñatas y festividades especiales esperemos con ansias el momento de la repartición de los dulces y el pastel.

No hay que abusar de la inocencia de los pequeños, mejor aprovechemos su edad y disposición para inculcarles buenos hábitos alimenticios; la regulación publicitaria no está en nuestras manos, pero lo que sí podemos hacer es enseñarlos a discernir entre la comida saludable y la chatarra.

Ahora hay que esperar el código normativo en materia publicitaria que lanzará en breve el Consejo de Autoregulación y Etica Publicitaria (Conar), integrado por las principales empresas productoras de alimentos procesados.

Estoy seguro que lo último que les importará a los empresarios es la salud de los niños mexicanos, ya que en su perversa mente sólo aparecen las siguientes palabras: VENDER, VENDER, VENDER.
Y yo que de pequeño pertenecí al Club del Tigre Toño... ¡Qué mala onda!

6 comentarios:

ari dijo...

gracias pOr el cOmentariO...
y si si es el amOr...
muy interesante tu blOg...
nO el tigre tOñO nOoO...
sigue visitando mi blOg que yO seguire visitandO el tuyO...

Xellif dijo...

hey señor briones, gracias por dejar su comment en mi blog, espero le guste lo que lee, yo por el momento me comenzare a interesar por el suyo saludos

Desadaptada Social dijo...

ke onda, pues ojala y pudiera hacerse algo pero sinceramente, en este mundo neoliberal, las empresas mandan.
Desgraciadamente es asi. Pero ojala y si se hiciera algo no sólo con Kellogs, si no con ricolino, sonrics, burger king, mc donalds, tia rosa, nestlé, etc etc etc..

Si ya no nos dejan fumar en restaurantes k pk es politika publika de salud, pues ke no anuncien porkerias para los niños, como politika de salud tambien.

un beso

El Aletz dijo...

Humm..
Bueno, lo creería del gato de bubaloo, o hasta del osito bimbo, pero del tigre tooñoo??!!...también...ja!

Insisto, los mercadólogos somos fantásticos!! jejeje

Anónimo dijo...

I like the layout!

Anónimo dijo...

Aprendi mucho