julio 28, 2008

El "Karoshi" y el sueldo moral



¿Cuántos de ustedes están dispuestos a trabajar horas extras gratis, como muestra de agradecimiento y admiración hacía sus superiores? en Japón es una práctica común y, a decir de los médicos nipones, hasta peligrosa, ya que hasta este momento ha cobrado gran cantidad de vidas en el país del sol naciente.

Según una nota publicada en el periódico Reforma, la sociedad japonesa está preocupada ante el brote de una nueva enfermedad, el "Karoshi"; es decir, muerte por agotamiento laboral, y se estima que en el 2007 murieron en ese país 147 trabadores a causa de este padecimiento, el cual se presentó a través de derrames cerebrales y ataques al corazón.

Japón, es actualmente el país con la cultural laboral más sacrificada del mundo y donde, según datos extraoficiales cada año fallecen cerca de 10 mil personas por causas relacionadas a un ritmo excesivo de trabajo, en otras palabras por culpa del "Karoshi".

La nota relata el caso de un trabajador de la empresa Toyota, quien llegó a trabajar más de 110 horas extras al mes para terminar un proyecto de la compañía automotriz, y fue encontrado muerto en su casa.

Los estudios posteriores a su defunción indicaron que el ingeniero de 45 años había muerto a causa de una isquemia, que no es otra cosa que la disminución del riego sanguíneo de una parte del cuerpo producida por alteración de una arteria.

Según Carlos Kasuga Osaka, director general de la empresa Yakult, los japones a diferencia de los mexicanos, acuden a los templos sagrados a ofrecer su trabajo; se comprometen a mejorar su productividad y agradecer (precisamente con trabajo) un ascenso o atención de sus superiores.

Pero no vamos muy lejos, según datos recabados en la web, los trabajadores japoneses son de los mejores pagados en el mundo, mientras que los mexicanos ... ni para qué terminar el párrafo.

El sueldo moral

He leído algunas conferencias del empresario Carlos Kasuga, y una de las cosas que más me fascinan de este motivador, es que hace mucha alusión a la importancia del "sueldo moral", que no es otra cosa que el reconomiento que los jefes le dan al trabajo que realizan los empleados.

Algunos empleados invierten tiempo extra en su trabajo para que ciertos proyectos salgan en tiempo y forma, y en ocasiones , cuando estos culminan con éxito, lo menos que reciben es el agradecimiento, felicitación, ni mucho menos una palmada en la espalda.

A esto se le agrega que, algunos empleados se ponen, sudan y hasta se tatúan la "camiseta de la empresa" y tampoco se les reconoce; y lo peor; tristemente observan como los altos mandos dan cabida a recomendados (muchas veces sin educación ni vocación) y los colocan en puestos de más alto nivel y mejor pagados, eso sí trabajando en horarios de albañil.

No dudo que en México también haya enfermos de "Karoshi", pero dada la muy poca o nula cultura laboral que impera en el país, las muertes a causa de agotamiento y estrés laboral, reciben otro nombre o simplemente, no están dentro de los registros de la secretaria de Salud.

Cultura laboral

En Sonora principalmente hace falta emprender una nueva cultura laboral, reconocer el trabajo de los empleados y otorgar plazas por la capacidad intelectual, empeño que estos le ponen a su trabajo. Se debe trabajar en base a objetivos y resultados y reconocer verdaderamente a quienes dan resultados y dan todo por la empresa.

Algunos empresarios se quejan del poco interés o participación de sus trabajadores en actividades que implican trabajo extra gratuito, pero quizás no se han puesto a pensar en el grado de motivación y reconocimiento que les han brindado a sus empleados cuando éstos concluyen con éxito sus metas y proyectos debidamente planeados y presupuestados.

El "sueldo moral" es importante .. si no , pregunten a sus trabajadores ....

Saludos

Mario

6 comentarios:

Nohemí dijo...

Oh, primo tienes toda la razón.. Aquí hacen trabajar horas extras a fuerzas y muchas veces ni las pagan :/

Tú trabajas mucho, aguas con el karoshi :P


Seguiré pendiente de tu blog... btw antes de saber que lo habías hecho, puse tu reportaje de la Academia en el mío (:

jiji

bye ps

Rosario M. dijo...

Tienes toda la razón ...
Hay quienes se ponen la camiseta y ni la sudan, otras personas son la que la sudan... este comentario es por aquellos que les encanta mandar a la gente y ellos bien agusto en puestos de más alto nivel y mejor pagados.... pero sin hacer nada...

Eduardo Medina dijo...

Mi buen amigo Mario, felicidades por tu blog!
No hay duda que en el tenor del trabajo y los salarios se puede crear un alegato interminable. Por lo general las plazas existentes dentro del mercado laboral únicamente benefician a las personas que están en contacto directo con las autoridades de cada organización; desde mi muy inculto pero realista punto de vista, desde el lado de la complejidad misma, el nepotismo ha venido a formar parte de la sociedad desde que comenzó el Homo Económicus. Se alza el poder, se da el empowerment, se crea el líder y este a su vez se aventura a formar su círculo. Sin embargo cuando una persona realmente se gana su trabajo, ¿Qué es lo que pasa? Los lideres primeros inutilizan y limitan nuestro quehacer laboral impidiendo actuar de manera proactiva, emprendedora y autodidacta. Es un hecho contundente que la productividad de una persona puede disminuir al someter a esta misma a factores ajenos a los que ella quiere; reglas.
Hablando de organizaciones, sea política, social, empresarial, familiar, escolar y cualquiera otra mas que trate con el recurso blando, es decir, las personas, siempre presentan normas que deben regir la conducta de los mismos, pero pensemos, ¿por qué a una persona se le prohíbe hablar de una u otra forma? ¿Por Qué se le pide que se siente de tal o cual manera? ¿Por qué se le exige desempeñar un trabajo con el cual no esta conforme? Y ¿Por qué hay que comportarse de cierta forma en determinada organización?... todas estas e innumerables preguntas mas me he planteado, tratando de buscar una respuesta a ello, y creo que la mas adecuada o acorde es por querer establecer un orden, dentro de estándares o parámetros notables de los cuales se haga un molde o una ser único con ciertas características, pero no conforme con hacer a una persona de esta manera, si no hacer a miles de personas, millones, de las cuales siempre vivirán con una norma planteada donde comportarse diferente a los demás es inaceptable e incluso una abominación.
Tal ejemplo lo podemos ver en organizaciones religiosas, donde la mayoría de los casos son fieles a sus costumbres o dogmas. Entre las religiones mas moldeadas, podemos mencionar a los testigos de Jehová, adventistas y cristianos, donde hay reglas que dicen con toda seguridad que deben comportarse siempre de una forma seria, nunca tratando con gente ajena a otra comunidad religiosa o bien, llevando siempre una forma característica de vestir; en caso de no cumplir con las reglas establecidas, forman parte del resto de la generalidad mundana y no cabe dentro de su comunidad.
Pero pensemos… ¿tiene acaso algo que ver mi forma de vestir, para ser aceptado dentro de un grupo o alguna organización? ¡Por supuesto que no! Nada tiene que ver la forma en la que viste una persona para poder entrar a un grupo, al contrario, si comparten ideologías o creencias, es lo bueno, algo provechoso se puede sacar de ese nuevo integrante.
Pasemos ahora de lo religioso a lo escolar, donde en una institución te preparan para una formación más liberal, distinta, donde se acepta la gran diversidad del mundo, tanto cultura como costumbres, etc. Donde se utiliza un modelo uniforme, que nadie es mas que el otro, ni lo otro es menos que nadie: hay reglas que expresan “prohibida la entrada a persona ajena a este departamento”, o donde al momento de querer hacer una petición a la persona con cargo mas alto, se tenga que pedir primero la petición al cometido, para que este sea pasado por varios filtros antes de llegar al fin primero; no hay duda que hasta pensar en proponer quitar una parálisis paradigmática, sea un paradigma tan arraigado… ahora nos damos cuenta que hasta en una escuela con principios de libertad, te quieren crear con moldes y estándares de liderazgo de un napoleón o Magno.
Ahora bien, las empresas, -gran problema-… por lo general en cada compañía o institución utilizan los principales periódicos de la ciudad o del estado para hacer uso de la publicidad como primera herramienta para localizar a los futuros empleados que contribuirán a enriquecer a un empleador, este a su vez ordena se resalte: “persona con alto grado de computación, ingles, titulo y 5 años de experiencia laboral”… debido a muchos mensajes como este, existe el desempleo en nuestra comunidad, en nuestro estado, en nuestro país y hasta en todo el mundo, ya que la gente que se encarga de emplear el recurso humano como algo que tiene tal o cual perfil para encajar quizás con el modelo que tiene la empresa; la gran mayoría empleados con titulo profesional que actúan de manera patronal acorde a las características marcadas o señaladas dentro de las políticas de la empresa, y este a su vez, rodeado de una misma clasificación de compañeros que por ende actúan el mismo papel.
Una persona seria, analítica, perfeccionista… ¿en el Área de Relaciones públicas o Ventas? Definitivamente no es lo que se espera, ni mucho menos lo que se propone: aquí lo esperado es que se otorgue un trabajo adecuado, para un tipo de comportamiento en especial, que lleve a este a integrar todas las habilidades necesarias, y se desempeñe de una manera eficiente y productiva, sin necesidad de una supervisión frecuente. Para ello debemos trabajar muy duro, haciendo una investigación muy amplia a cerca de los diferentes temperamentos que una persona pueda presentar al momento de exponerse a un trabajo en especial; cada detalle es de muchísima importancia; incluso es necesario conocer como es que cada ser humano percibe su vida y se relaciona con los demás, dando como correspondencia a un estilo de personalidad.
En el ámbito laboral, existen múltiples personalidades que representan un enfoque distinto del mundo; el cual, a su vez, determina los pensamientos, preferencias y acciones de las personas en todos los niveles. Sensibilizar al talento humano de la organización acerca de sus tendencias particulares en la forma de comunicarse y relacionarse con los demás, de sus perspectivas y puntos de vista y de las de sus compañeros es importante, ya que permite mejorar su desempeño en la organización; aunado a lo anterior, dando una excelente productividad.
Entre los diferentes estilos de personalidad, comportamiento y aprendizaje, existen numerosas cantidades, pero tan solo mencionemos algunos: realista, investigador, social, convencional, empresarial, artista, concretos, abstractos, directo, constante, complejo, asimilador, acomodador, analítico, creativo, etc. Se pretende, que si hay mil combinaciones de personalidades, haya mil trabajos adecuados para las personalidades; tomando en cuenta que las personas en su vida tienen biorritmos los cuales van cambiando al pasar los días, y que estos pueden o no alterar la productividad que da como resultado del esfuerzo coordinado por la persona; presentado el caso, es necesario empezar con los empleados a llevar una serie de platicas o cursos sobre como controlar su ciclo de centros emocionales, motores e intelectuales, para poder encontrar una sinergia sociolaboral.
Saludos, y ojalá que la gente se anime a discutir los diferentes temas, pues el debate y la discusión son técnicas muy enriquecedoras para gestionar el conocimiento.

(Parezco señor al escribir esto, cuando solo tengo 22 años jaja)

Eduardo Medina R.

Karol Topete dijo...

Totalmente ciertas sus palabras Sr. Briones! es extremadamente importante el sueldo moral, una buena actitud, una palabra de aliento o reconocimiento de parte del jefe hacia el empleado haría más llevadera la jornada diaria, pero en muchas ocasiones, por motivos de orgullo o por temor absurdo de sentir que se rebajaran de nivel, no lo hacen!

En muchas otras ocasiones explotan al empleado, delegandole responsabilidades que no le corresponden y cuando ese trabajo sale avante se paran el cuello diciendo que es trabajo de "EQUIPO" jajaja en fin! no nos queda más que seguir adelante en la busqueda de mejores oportunidades y de crecimiento personal...

Cuando eres bueno en lo que haces amigo, en muchas partes te abren las puertas, pero para esto es necesario primero tocarlas...y no olvidar que siempre hay que tratar de alcanzar la Excelencia, buenos muchos, excelentes no cualquiera! ;)

Un abrazo para ti y sabes que comparto tu opinión, puesto que nos encontramos en la misma situación... mucha suerte, en este momento se abren ventanas que te muestran un nuevo universo de posibilidades! ANIMO!
JUST DO IT!!

Karol Topete

Anónimo dijo...

Mi muy respetado Eduardo,te comento que el tipo de vestido que cierto individuo o sujeto vista, es parte de el grupo o es parte de su personalidad, dependiendo el lugar u ocasion donde se encuentren o con quien se encuentren, y ademas un traje dice mucho de quien lo porte. por cierto te invito que observes el traje que viste un empresario japones.,te daras cuenta que no es ropa del tianguis como la mia. y en cuanto al sueldo moral....estoy de acuerdo, y sin embargo tambien reconosco que hay patrones o jees que exigen mucho pagan poco y tapan la boca con un reconocimiento impreso...y eso que? PERSONALMENTE QUIERO DINERO...Saludos

Anónimo dijo...

Mi muy respetado Eduardo,te comento que el tipo de vestido que cierto individuo o sujeto vista, es parte de el grupo o es parte de su personalidad, dependiendo el lugar u ocasion donde se encuentren o con quien se encuentren, y ademas un traje dice mucho de quien lo porte. por cierto te invito que observes el traje que viste un empresario japones.,te daras cuenta que no es ropa del tianguis como la mia. y en cuanto al sueldo moral....estoy de acuerdo, y sin embargo tambien reconosco que hay patrones o jees que exigen mucho pagan poco y tapan la boca con un reconocimiento impreso...y eso que? PERSONALMENTE QUIERO DINERO...Saludos